miércoles, 19 de agosto de 2015

Señor ayúdame a través de este día


Texto: Mateo 6:34


Introducción:

A. Estos son días muy difíciles, llenos de ansiedad, frustración y estrés. Hay todo tipo de problemas: Familiares, financieros, de salud, moral, etc. ¡La acumulación de tantos problemas pueden enfermarte! Muchos llegan a estar cansados de manera crónica, son personas irritables, desesperanzados.

B. Varios personajes bíblicos entienden esta situación:


  1. Jacob le describe a faraón sus 130 años de vida como “pocos y malos” (Gen 47:9).
  2. Moisés pasó un periodo de su vida “desfallecido del todo” por encargarse del trabajo pesado por sí mismo (Ex 18:18).
  3. Job se refirió a la vida como “corta y llena de tormentos”.
  4. Jeremías se sentía como que su predicación traía “afrenta y escarnio todo el día” (20:8). El llego a estar tan desanimado que dijo “Quien como yo, madre, que me hiciste nacer…” (15:10).

Jesús nos dio una maravillosa prescripción para lidiar con nuestras presiones diarias en Mateo 6:34 “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”.

Para muchos el ir a través del día ya es una cuestión desafiante y penosa. Podemos preguntar ¿Qué podemos hacer con el día de hoy? ¿Podrá Dios ayudarme a tener paz y gozo? ¿Qué podrá ayudarme el día de hoy a lidiar con mis pruebas y desafíos el día de hoy? “Estoy viviendo un día a la vez. Pero, Señor, ayúdame a través de este día”.

Salmo 73:26 “Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre”

Salmo 145:14, 18-20 “Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre…Cercano está Jehová a todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos”.

Tres preciosas promesas de Dios para sus hijos

  1. Te daré fuerza (Is 40:28-31).
  2. Te tomare en mis manos (Is 41:10, Jn 10:29).
  3. Te amare por siempre (Sal 103:17-18, Lam 3:22-24, Ro 8:35-39)

Las tres promesas de Dios para fortalecer, para tomarte en sus manos, y amarte; son promesa solidas; sin embargo están condicionadas sobre tu fidelidad a Él. Estas son para aquellos que le temen, que le buscan, que lo aman, y lo abrazan. Muchas personas fallan a su fe en los tiempos difíciles, no porque Dios este lejos de ellos, sino porque ellos se alejan de Dios.

Ellos se alejan y son indiferentes a Dios; sus vidas espirituales son superficiales en la oración, la asistencia y el estudio; o ellos están tan ocupados viviendo sus prpias vidas que se olvidan de Dios.

La fuerza de Dios viene a aquellos que están cerca de Él, comprometidos. David dijo en el Salmo 68:19 “Bendito el Señor; cada día nos colma de beneficios El Dios de nuestra salvación”. 

¿Está Dios colmándote de beneficios? O ¿Estas colmándote de ellas tu solo? La clave para Mateo 6:34 es 6:33, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.



jueves, 4 de junio de 2015

Palmeras plantadas en la casa del Señor

Texto: Salmo 92:12 


Introducción:


Vemos a través de las enseñanzas de la Biblia, Dios nos compara con muchas cosas por ejemplo: "Como el siervo brama por las corrientes de las aguas", "fuerza del búfalo", "sal", "mostaza", "luz", etc. ¿Por qué?, sencillamente para que comprendamos mejor lo que El quiere de nosotros, como hoy hemos leído que "el justo florecerá como la palmera" 

Para saber por qué el salmista hace esta comparación vamos a ver las tres cualidades de ésta. 


I. Su crecimiento (v.12-14)


A. Nunca crecen silvestres, sino deben plantarse, de pequeñas requieren mucho cuidado, es completamente diferente a todos los árboles entre los cuales crece. Al nacer tiene una columna de tejido vivo en el centro de su tronco, protegido por su corteza, que puede ser arrancada, herida, golpeada. o cortada, y no obstante sigue creciendo siempre hacia el cielo alcanzando alturas entre los catorce y veinte metros. Tiene una vida de cien a doscientos años. Aunque el viento la doble jamás se quiebra. 

B. Crecimiento del cristiano: El logro de nuestra vida espiritual es determinado por nuestro crecimiento interior, nuestro hombre exterior es cual la corteza de la palmera, podemos ser maltratados y azotados por variadas circunstancias”, en mucha paciencia, en desvelos, en ayunos...”. Más si nuestro interior está sano nada podrá detener nuestro crecimiento espiritual. 



II. Usos de la palmera


A. Conviene saber que la palmera sirve para más de 200 usos, pero el diccionario bíblico de los persas menciona 360 usos, algunos de ellos madera, cuerdas, tejidos, cestas, esteras, tejadillos, cubiertas, escobillas, brochas, escobas, sombreros, paneles, para vientos, alimentos, bebidas alcohólicas, productos farmacéuticos, gomas. El cocotero suministra materias tan variadas como azúcar, manteca, aceite, vino, vinagre. Sus hojas sirven para cubrir techos de viviendas, etc. 

B. Labores del cristiano: Que gran comparación, nosotros que nos llamamos los redimidos del Rey de Reyes y Señor de Señores debemos querer ser usados en muchas y distintas maneras, apacentar, enseñar, animar, reconciliar, amar, perdonar. La palmera puede ser usada como exquisita comida v también humilde estera, y no se marchita cuando por algún tiempo se ve privada del agua porque sus raíces son profundas. 



III. Su fruto (v.14)


A. Da sus mejores frutos en su vejez. Su fruto es mucho más dulce cuando ha alcanzado los ochenta años. En cambio, cuando un manzano envejece, sus frutos se tornan más y más pequeños hasta que no valen nada, y no así con la palmera, que cuando más vieja es da mejor fruto. 

B. El fruto del cristiano: Así debiera ser con nosotros, cuanto más avancemos en nuestra vida cristiana, más dulzura deberíamos mostrar, llevar mucho fruto, en consecuencia de una vida en la cual el Jesús es el Señor. Además de que Dios nos insta a llevar mucho fruto, también nos insta a que ese fruto debe permanecer. 

Los cristianos, trabajamos en diferentes lugares, desempeñamos una labor dentro y fuera de de la Iglesia. Dios nos usa de diferentes maneras como esté nuestra disposición. En ese crecimiento y labor vamos desarrollando el fruto de nuestra vida. 


IV. Finalmente, recordemos que existen 4 tipos de miembros en nuestras iglesias: 


A. Los que están llenos de buenos deseos...pero no hacen nada.
B. Los que mucho hablan: Hablan constantemente de lo que se debe hacer...pero ellos no hacen nada.
C. Los que les gusta que todo en la Iglesia sea de primerísima calidad, pero no son más que espectadores.
D. Aquellos que cargan sobre sus hombros todo el peso de las responsabilidades de la Iglesia. Son como las abejas de un colmenar... ¡Siempre laboriosos! ¿A cuál de ellos perteneces tú? 


Conclusión:

Nos reunimos para cargar nuestras baterías espirituales en el culto a Dios para luego salir a compartir con aquellos que no conocen a Dios...Si no haces esto cada día, tú no haz comprendido aún el significado de la IGLESIA y lo que es peor, todavía no estás obedeciendo al Señor. Debemos salir para compartir el Evangelio de las Buenas Nuevas...

lunes, 26 de enero de 2015

Algo que debemos saber acerca de nosotros

Texto: Mateo 6:19-33

Introducción:
  1. El contenido de los capítulos 5-7 de Mateo son conocidos como “él sermón del monte”. Las bienaventuranzas, la luz y la sal (Mt 5:1-16). No he venido a abrogar la ley sino a cumplirla (Mt 5.17-48). Principios prácticos para sus discípulos (Mt 6.1-7:29).
  2. En esta hora usaremos la referencia de uno de los principios prácticos en el sermón de nuestro Señor Jesucristo para nosotros, basados en (Mt 6:19-34). El enfoque de Jesús es en cuanto al DINERO. Hablar del dinero es un asunto delicado (los médicos dirían que debe ser tratado con pinzas), y lo es debido a nuestra dependencia y apego por el. Lo que Jesús hace es enseñarnos a hacer un balance entre las necesidades que tenemos y como el dinero nos puede ayudar a suplirlas; de, la dependencia y confianza en Dios como la una fuente  de todos nuestros recursos. Jesús nos dice: (1) acumulen tesoros en el cielo y no en la tierra. (2) miren con ojos bien abiertos al dinero y lo que este significa. (3) No podemos servir a dos señores. (4) no se preocupen por su vida (alimentos, ropa, etc.).
  3. Una pregunta queda sobre la mesa y esta es ¿Por qué Jesús habla tan determinada mente y con mucha claridad  acerca del dinero y el enfoque que nosotros debemos de tener hacia el?

Vamos a tres puntos que ayudaran a comprender por que Jesús habla de esta manera:

I. EL valor del hombre (somos de un valor incalculable)
  1. ¿No tiene la vida mas valor que la comida? (Mt 6:25).
  2. ¿No tiene el cuerpo mas valor que la ropa? (Mt 6:25).
  3. Hemos sido creados a la imagen y semejanza de Dios (Ge 1:26, 2:7). Dios nos dio la vida; y, si Él nos dio la vida, no debemos dudar en confiar en Él para las cosas más pequeñas. Si Dios nos dio la vida, seguro que podemos confiar en que Él nos dará el alimento para sustentarla. Si Dios nos dio cuerpos, seguro que podemos confiar en que Él nos dará la ropa para vestirlos. Si alguien nos hiciera un regalo de precio incalculable, seguro que no se tratará de una persona tacaña, y mezquina, y descuidada, y olvidadiza acerca de regalos menos costosos.


II. La superioridad del hombre sobre la creación
  1. ¿No valen ustedes mucho mas que ellas? (Mt 6:26).
  2. Tengan dominio, sometan todo lo que Yo les doy (Ge 1:26-30, 9:2-4, Sal 8:4-8). Si no se aprecia esta enseñanza esto lleva a malos tratos a las otros personas (Ge 9:5-6).

  • El asesinato de los seres humanos está prohibida, porque los seres humanos fueron hechos a imagen de Dios (Stg 3:9-10). 
  • La razón por la cual está mal el maltratar a otro ser humano es porque ha sido creado a la imagen de Dios. Ellos son tan importantes para Dios como nosotros lo somos, al maltratarlos, es maltratar a una persona que es como Dios (Mt 25:31-46).
  • No entender esto lleva a la práctica de tales conceptos evolutivos como "supervivencia del más fuerte", por lo tanto "la fuerza hace el derecho". Las personas creen que si son capaces de dominar a otros, entonces tienen el derecho de hacerlo. Manifestaciones extremas de esto fueron los holocaustos y las masacres comunistas: eliminar a aquellos que son "no aptos o débiles".
  • Cuando entendemos la doctrina bíblica de la creación, sabemos por qué está mal el maltratar a otros seres humanos (Mal 2:10, Job 31:13-15, Pr 14:31, 17:5).
  • El hombre fue creado para tener autoridad sobre los animales y la Tierra. No entender esto lleva a la devaluación de las personas y sobre valoración de los animales y la tierra. Los evolucionistas, los grupos de derechos de los animales, el movimiento de la Nueva Era, y todos los paganos no ven el dominio adecuado del hombre sobre los animales y la tierra.
  • Otros ven la matanza de los animales como moralmente similar a matar gente, así que no debe comer carne o usar ropa de pieles, etc. Matar un animal no es el equivalente moral de matar un hombre. ¿Por qué? ¡Debido a la doctrina de la creación! Los animales y la tierra fueron hechos por Dios y puestos bajo nuestro de control.
  • No se comprende y no se cree que la doctrina bíblica de la creación lleva al fracaso en entender nuestra propia posición en el universo. ¿Qué podría ser más básico que eso?
III. Dios muestra con sus acciones que somos valiosos
  1. Nos ha dado las condiciones necesarias para poder vivir (Ge 1:5 día y noche, 7-8 cielos, 9-11 tierra – mar y plantas, 14-15 astros, 20-21 peces y aves, 24-25 mamíferos, 2:18 compañera para el varón).
  2. El testimonio de su existencia son sus obras a favor nuestro (Hch 14:15-16).
  3. Desea lo mejor para nosotros (Mt 6:33).
  4. Su mayor prueba de amor por nosotros se ha mostrado en Jesucristo (Ro 5:6-8).
  5. Nos quiere regalar el cielo (Jn 14:1-4).

Conclusión:
  1. Lo que aprendemos acerca de nosotros es que como parte del género humano somos de gran valor.
  2. Somos superiores a todo lo demás que ha sido creado.
  3. Dios mismo nos confirma que somos de gran valor por sus obras a favor nuestro.

El poder de la oración

"Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios" (Hechos 4:31)

Pensamientos sobre el Verso de Hoy
La oración posee el poder de cambiarnos. La oración es un pedido nuestro a Dios para que cambie nuestras circunstancias. La oración es poderosa. La oración transforma al pueblo de Dios y logra la salvación. La oración nos hace fuertes para el Señor. ¿Por qué, entonces, se nos hace tan difícil encontrar tiempo para orar?

Oración
Dios Majestuoso, te pido que levantes guerreros de oración entre tu pueblo para que nos ayuden a transformar tu iglesia y a luchar contra Satanás. Por favor llena a tu iglesia con el Espíritu Santo y denuedo. En el nombre de Jesús oro, Amén.